Varios sobre este eterno presente

lunes, 4 de abril de 2016

Al final de mi calle, el cerro





Cada sitio,cada paisaje entrega a la individualidad un capital enérgetico de determinada intensidad; y cuyo signo será afín a su captor. El albedrío, que no és sino "relativamente libre", verá si enaltece o degrada lo que, graciosamente, se le está otorgando.
LO TERRIBLE SERÍA PERMANECER INDIFERENTE 
                     
 ¿Quien dijo que no se puede estar en varios sitios en el mismo momento?

Otros sitios:


"A LOS CUENTOS DE FILEMÓN SOLO"

 "VARIOS SOBRE ESTE ETERNO PRESENTE"